Sociedad
Loading

Mueren 23 pasajeros en trágico accidente

Mueren 23 al volcar bus. El accidente ocurrió en el km 19 de la ruta Abancay-Cusco. El ómnibus de la empresa Bredde cayó a un abismo de 500 metros de profundidad

Textual

Fallecidos Identificados

Roxana Jara Nina (36)
Karen Peralta Montes (25)
Eina Estrada Delgado (06 meses)
Ingrid Eveline Sequeiros Jara (09)
Bárbara Prudencio Baca (50)
Irene Escobar Fernández (37)
Carlos Ramírez Peralta (04 meses)
Darcy Román Salcedo (32)
Norma Jana Caballero (25)
Víctor Amudio Chara (28)
Hipólito Hurtado Trujillo (49)
Según efectivos de la Policía Nacional, se espera que la lista aumente ante la gravedad de los heridos.

Por CARLOS CARRILLO.-

Partieron felices, rumbo a Lima, procedentes del Cusco. Veintitrés personas murieron trágicamente al volcar un ómnibus interprovincial a un abismo de 500 metros. Otros 25 pasajeros resultaron gravemente heridos.
El lamentable accidente carretero se produjo en el sector de Ccanabamba, a la altura del kilómetro 19 de la ruta Abancay-Cusco. Algunos sobrevivientes señalaron que eran las 12.10 de la tarde y que estaban próximos a llegar a la ciudad de Chanca.
Poco antes el vehículo de la empresa Bredde de placa UZ-2364 había partido de la Ciudad Imperial con 45 pasajeros.
Según las informaciones provenientes de la ciudad de Abancay, capital de la región Apurímac, las labores de rescate de las víctimas fueron realmente dramáticas y dolorosas debido a lo inaccesible de la zona.

DIFÍCIL RESCATE DE VÍCTIMAS
Además, un bloqueo vial en la provincia cusqueña de Limatambo, producto de una paralización, impidió el desplazamiento oportuno de bomberos, policías y familiares hacia la zona del accidente.
La persistente precipitación pluvial también impidió el rápido rescate de los heridos y cuerpos sin vida.
Se dice que la volcadura ocurrió en circunstancias que el chofer del bus, Carlos Ruiz Mercado, se habría quedado dormido.
Según fuentes policiales de Abancay, el vehículo cayó a un precipicio de medio kilómetro de profundidad, hecho que generó la gran cantidad de pérdidas humanas y el número de heridos de suma gravedad que fueron auxiliados al hospital Guillermo Díaz de la Vega y al de EsSalud en la ciudad principal de Apurímac.

DRAMÁTICOS TESTIMONIOS
"Tal vez el chofer se quedó dormido, pues el ómnibus recorrió en zigzag un buen tramo y se fue al abismo tras cruzar una curva", reveló José Gonzales Llancasi, uno de los heridos.
Todo fue muy rápido, relató entre sollozos Judith Bardales al recordar que el bus fue sacudido con fuerza por el primer impacto. "Cuando desperté, estaba en la ambulancia", recordó.
"Pensé que era el final para todos", comentó Wagner Prieto. Explicó que el pánico se desató en los primeros momentos y que luego solo se escuchó murmullos y lamentos.
Muchos cadáveres quedaron regados en la ladera. Otros estaban atrapados entre los fierros retorcidos, subrayó.