Sociedad
Loading

Papá de 117 años reclama su pensión

Fue un combatiente de la guerra Perú- Ecuador de 1941. Lucas Melón es el hombre más longevo y pide al Estado ser reconocido. Ha sido denominado ‘El abuelito del Perú’.



Milagros Laura S.



Don Lucas Melón Ayala asegura tener la fórmula secreta para llevar una vida tranquila y prolongada. Creer en Dios y tener un buen sentido del humor es su secreto. Razón debe de tener don Lucas, pues no por nada el próximo 8 de agosto cumplirá 117 años.



“El abuelito del Perú”, como ha sido denominado, celebró ayer el Día del Padre acompañado por su familia. Su hija Andrea de 76 años y su nieta Yolanda de 48 lo acompañaron. Por tratarse de una fecha especial, el patriarca de la familia Melón fue consentido con la preparación de su plato preferido: el seco a la norteña. Entre cucharada y cucharada, Don Lucas compartió sus recuerdos y experiencias con los amigos y vecinos que lo visitaron.



Como si cada episodio de su vida fuera ayer, recordó con nostalgia los años de infancia que vivió en su pueblo natal de Conchucos, en Áncash. Allí conoció a Catalina Salvador, su esposa y madre de sus 17 hijos. Se enamoró de ella a los 22, cuando trabajaba como chofer en una empresa de carga. “La vi, me enamoré y me la robé”, cuenta dibujando una débil sonrisa en su trajinado rostro que lleva las marcas del tiempo.



Una historia viviente es don Lucas, quien participó y sobrevivió al conflicto territorial que tuvo el Perú con Ecuador en el año 1941. Cuenta que con valentía y pundonor defendió las regiones amazónicas y de los Andes de nuestro país, que se encontraban en disputa.



UN GRAN PADRE



Pero ese no fue su único oficio. Como padre ejemplar Don Lucas tuvo que trabajar muy duro para sostener a su gran familia. Extrajo minerales, fue mecánico, panadero, herrero, agricultor y hasta torero. Todo para dar de comer a sus hijos. Don Lucas hace 9 años perdió a su esposa y desde entonces todas las noches le pide a Dios por sus hijos. Hoy solo está con él Andrea, la hija que alguna vez castigó por haber asfixiado a un pollito jugando.



La entonces niña de tres años le dijo: “Papá no me pegues, yo te voy a cuidar”, palabras que hoy son realidad, cuenta entre lágrimas.



RECONOCIMIENTO



Ahora don Lucas guarda la esperanza de que el Estado reconozca su esfuerzo y valentía con la que participó en la guerra con Ecuador. “Solo quiero mi pensión, es lo que me corresponde”, dice don Lucas. No padece de enfermedad alguna, solo los achaques propios de la edad, pero necesita de su pensión para mejorar los últimos años, meses, semanas o tal vez días de vida que le quedan y que pasa sentado al lado de la puerta de la casa de madera y plástico que su humilde nieta levantó en San Martín de Porres.



El hombre más longevo del Perú –y tal vez hasta del mundo– sueña solo con tener una casa donde pueda reunir a toda su familia.



Claves



Registro. Lucas Melón no tiene documento de identidad pero todos los que lo conocen aseguran que nación en Áncash, el año 1892. Su gran familia está conformada por 17 hijos, 48 nietos, 32 bisnietos y 15 tataranietos.



Ayuda. Don Lucas se encuentra en Lima viviendo en una humilde casa en San Martín de Porres. Necesita de asesoría legal para obtener lo que considera justo. Si desea ayudarlo puede comunicarse al 3096075 o 995989571.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo