Sociedad
Loading

Clausuraron cines Tauro e Imperio por pornográficos

SO_20041024_19312_S.jpg
Debido a que funcionaban sin licencia y servir como casas de cita y no ofrecer seguridad al público.

Cine Omnia fue cerrado temporalmente.

Datos

CASTIGO. En lo que va del año, la Oficina de Fiscalización y Control ha sancionado con la clausura definitiva a 17 salas de cine porno del Cercado de Lima.
MORALIDAD. Los funcionarios del concejo también ordenaron el cierre temporal de 11 establecimientos debido a que se habían convertido en prostíbulos y centros de perdición.


• Debido a que funcionaban sin licencia y servir como casas de cita y no ofrecer seguridad al público.

Se veía venir. Los populares cines del Cercado, Tauro e Imperio, fueron clausurados en forma definitiva por el Municipio de Lima, mientras que el cine Omnia de la avenida Abancay fue cerrado temporalmente por ser inseguro.

Según el concejo, la medida fue tomada porque en "estas salas donde se exhiben películas pornográficas, los espectadores se dedican a practicar el sexo en plena función y no respetan las normas ediles".

Sin licencia

El operativo fue realizado por los inspectores de la Dirección de Fiscalización y Control del municipio limeño, quienes pudieron constatar que el cine Tauro, de la cuadra 8 del jirón Washington, funcionaba a sala llena sin contar con licencia de funcionamiento. Por ello, las autoridades también aplicaron al establecimiento una multa de 6,400 soles.

"Vamos a poner punto final a la inmoralidad en los cines del centro de la ciudad", señaló el director de la mencionada oficina supervisora, Mario Vargas, tras la intervención en el cine Omnia, de la cuadra once de la Av. Abancay, en donde la autoridad edil tuvo que obligar a la administración a suspender la proyección de la película y cerrar el local ante la negativa de los espectadores.

En tanto, en el cine Imperio, de la cuadra 2 de la Av. Tacna, el público se mostró violento y agredió al personal municipal. Este cine ya cuenta con varias multas por las mismas razones, además de no ofrecer seguridad al público.