Sociedad
Loading

Pescador desaparece en el "boquerón del diablo"

Era un experimentado pescador artesanal, solía realizar sus faenas trepado en los peñascos del temido "Boquerón del Diablo", de la zona de la Chira, Chorrillos. Carlos Andrés Aragón Pérez (46) tuvo mala suerte ayer. Se tropezó, perdió el equilibrio y cayó desde unos 10 metros de altura, desapareciendo en el embravecido mar. Las enormes olas lo envolvieron. Pese a que el accidentado sabía nadar a la perfección, no pudo mantenerse a flote. Su amigo y compañero de faena, Alfredo Ubaldo, se encontraba con él cuando se precipitó al mar. "Parece que había atrapado un pez enorme, lo vi jalar su cordel con desesperación y en ese instante cayó por la pendiente", refirió abrumado. ¡No pude ayudarlo!, lamentó el testigo, quien como pudo abandonó el rocoso boquerón para alertar a la policía. Efectivos del Escuadrón de Emergencia y de la comandancia de Salvataje PNP acudieron al lugar para participar en la búsqueda. Los esfuerzos resultaron vanos. Carlos Andrés desapareció en el mar chorrillano al promediar las 5.30 de la tarde. Hasta anoche no había sido ubicado. Expertos en salvataje explicaron que en ese sector del litoral hay corrientes encontradas. "Es muy difícil que alguien pueda sobrevivir en tales condiciones", indicaron. El infortunado hombre residía en el asentamiento humano Buenos Aires de Villa, Mza. 22, lote 18, Chorrillos. Compartía el predio con su padre, Ciriano Aragón Paz (75), quien no pierde la esperanza de que aparezca con vida. "Sólo pido a las autoridades que continúen la búsqueda. Dios es grande y sé que va a proteger a mi hijo", clamó angustiado el anciano.