Loading

UNICEF: 72% de niños ayacuchanos son pobres

DIRE140910POBREGR.jpg

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) presentaron en la Región Ayacucho el Estudio “Estado de la Niñez Indígena en el Perú”, el cual revela que el 53% de niños y adolescentes ayacuchanos entre 3 y 17 años son indígenas y el 72% vive en condiciones de pobreza.

Durante el evento, el Representante de UNICEF Perú, Paul Martin, destacó que el objetivo del estudio es contribuir al diagnostico de las vulnerabilidades que enfrenta la niñez indígena. “El estudio enfatiza avances a nivel nacional y regional. Sin embargo, también refleja serias discrepancias e inequidades al interior del país (en salud, educación, registro de identidad y pobreza) que deberían ser parte de la agenda futura y un desafío para los próximos años para los tomadores de decisiones y políticos. Los derechos de los niños deben primar encima de cualquier otro derecho”, dijo.

El estudio “Estado de la Niñez Indígena en el Perú” muestra la situación de desventaja en la que se encuentran los niños y las niñas que aprendieron a hablar en quechua, aymara o una lengua amazónica, en comparación con los que tienen como lengua materna el castellano.

Otros datos que se desprenden sobre la Región Ayacucho es que el 36.6% de la población regional (209,768 personas) tiene como lengua materna el castellano, el 63% (361,622 personas) aprendió a hablar en quechua, y quienes lo hicieron en aymara o una lengua amazónica no superan el 0.1%.

Se trata de una investigación realizada por UNICEF e INEI, gracias al apoyo financiero del Gobierno de Canadá. La publicación identifica características de la población indígena (el 16% de la población nacional) y de los distintos grupos étnicos que la conforman: quechuas (83% de la población indígena), aymaras (11%) y amazónicos (6%).

En la ceremonia de presentación participaron el Representante de UNICEF en el Perú, Paul Martin; la Oficial de Políticas Públicas de UNICEF, Maki Kato; el Presidente del Gobierno Regional de Ayacucho, Ernesto Molina; y el Director Regional del INEI – Ayacucho, Sr. Ricardo García Mendoza.

Durante la ceremonia también estuvieron destacados panelistas como el Representante de la Defensoría del Pueblo, Sr. Jorge Fernández Mavila; el Asesor de la Dirección Regional de Educación, Sr. Gidión Bellido; el Director de la Dirección Regional de Salud, Walter Bedriñana; la representante de la Plataforma Regional Indígena Ayacucho, Zoila Gamboa García; y el Dirigente de la Organización Juvenil Ñouanchic, Junior Waytalla Ponce.

Pobreza y salud

De los resultados del estudio se deduce que existen grandes diferencias entre la infancia hispanohablante y la indígena, pero también al interior de la niñez indígena, siendo la amazónica la que se encuentra en peor situación en casi todos los aspectos abordados: pobreza, salud, educación e identidad.

Según el “Estado de la Niñez Indígena en el Perú”, es pobre el 78% de la infancia quechuahablante y el 40% de la hispanohablante. En extrema pobreza viven el 12% de los niños que no son indígenas, el 46% de niños quechuas y casi la mitad de los amazónicos.

Con respecto a los servicios de salud, da a conocer que son escasos en las provincias del país donde la proporción de niñez indígena es más alta. En una de ellas, Vilcashuamán -que tiene 23,600 habitantes-, no hay ningún hospital ni centro de salud donde pueda ser internado un paciente.

La publicación también contiene información sobre dos hechos positivos: el aumento de la afiliación a seguros de salud entre la niñez indígena –que supera a la registrada entre hispanohablantes- y la disminución de la desnutrición crónica infantil a nivel nacional. Particularmente en la sierra, la desnutrición alcanzaba el 39% en el año 2000, bajó a 36% en el 2005 y llega a 30% en el 2009.

Por otro lado, para los niños, niñas y adolescentes indígenas es difícil contar con agua y desagüe: menos del 40% tiene en sus hogares fuentes mejoradas de agua; no más del 20%, fuentes mejoradas de saneamiento. El acceso a ambos servicios es aún más difícil para los grupos nativos de la selva: menos del 15% de niños y niñas cuenta con fuentes mejoradas de agua y saneamiento en sus hogares.

Educación e identidad

En comparación con los hispanohablantes, es mayor la frecuencia con la que se quedan sin estudiar niños que tienen lenguas maternas originarias. El “Estado de la Niñez Indígena en el Perú” calcula que están fuera del sistema educativo 130 mil niños indígenas de 3 a 5 años, 40 mil niños indígenas de 6 a 11 años, 81 mil adolescentes indígenas de 12 a 17 años.

Quienes menos educación reciben son los niños, niñas y adolescentes amazónicos. Las mayores diferencias se presentan entre los 3 y los 5 años: a esa edad asisten a un centro educativo el 55% de niños hispanohablantes, y apenas el 19% de los asháninkas. Considerando el total de alumnos que en nuestro país aprendió a hablar en una lengua originaria, solamente el 38% asiste a una escuela que imparte Educación Intercultural Bilingüe.

Con respecto a la indocumentación, el estudio revela que el problema afecta gravemente a las poblaciones originarias de la selva: entre los asháninkas, no ha sido registrado el nacimiento de la cuarta parte de niños que tienen entre 3 y 5 años; carece de DNI el 35% de jóvenes de 18 a 20 años.

Hay 5 Comentarios

Enviar un comentario nuevo